Archivo mensual: octubre 2013

Canciones para una huelga educativa

A estas alturas de semana, sentencia de la Doctrina Parot aparte, una parte importante de la ciudadanía está pendiente, de una huelga convocada en el ámbito educativo para protestar por la llamada Ley Wert. Estudiantes, profesores y padres se manifestarán en todos los puntos del Estado para mostrar su rechazo a la LOMCE. Tiempo de manifestaciones y protestas reclamando una Educación pública y de calidad, y tiempo también para hacer un repaso a algunas canciones dentro del panorama estatal que han tratado de alguna manera esta temática. La revista Rolling Stone realizó una clasificación similar, más centrada en los profesores. Aquí va la mía:

-Tan Sometido (La Polla)

Siempre digo que Evaristo tiene canciones para todos los temas que te puedas imaginar. Sobre aspectos educativos, varias, pero ésta a mi juicio es la más explícita, directa y representativa. Con su habitual tono, Evaristo nos dice que “hay que estudiar una carrera con salidas de las miserias de la vida”. Menciona, año 1996 (la LOPEG en vigor), aspectos como “El mercado laboral pronto va a necesitar gente con preparación, más competitividad, no pensar ni criticar, sumisión, adaptación”. Y su frase estrella, “Y llaman Universidades, a criaderos de mutantes”, que es lo que piensan, más o menos, muchos de lo que puede ser en un futuro la educación sino se realizan las inversiones necesarias.

-La Vieja Escuela (Boikot)

Corría el año 2002 y las protestas universitarias contra la Ley Orgánica de Universidades (LOU) comenzaban a copar titulares. Ya se realizaban clases en la calle a modo de protesta y fueron varios meses de lucha en todo el país (incluso un humilde servidor recuerda movilización en Albacete). La banda madrileña Boikot sacaba disco ese año, cada vez más asentada como formación “grande” dentro del panorama punk-rock. Grupo siempre pegado a la actualidad y crítica en sus diferentes discos, incluyó en su cd “De Espaldas al Mundo”, la canción, “La Vieja Escuela”. De música fiestera y estribillo fácil, “Somos la alternativa de este mundo tan hipócrita, tenemos las respuestas con nosotros no podrán”, el tema funcionó muy bien en directo. Los Boikot llaman a´los estudiantes a coger el timón, marcar el rumbo y ser la alternativa a cambiar el mundo. “No les interesa que pienses por ti mismo”, señala una voz incluida en la canción.

Continuar leyendo


La provocación como método (sobre Albert Pla)

En el mundo de la cultura musical en el Estado español hay personajes inclasificables. Muchos no los conocerán ni mostrarán el más mínimo interés en conocerlos porque no salen de los estilos y fenómenos de masas que están a la orden del día en cualquier rincón. Pero están ahí y afortunadamente, han hecho y dicho lo que han querido durante toda su carrera. Afortunadamente contamos con un puñado de artistas que no se cortan, que buscan la provocación porque esa es su forma de realizar su tarea cultural, que son así porque son necesarios en un mundo donde las formas de expresarse tienden cada vez más a homogeneizarse. Y sobre todo, porque a esos artistas también hay que tomárselos con humor. Las artes han tenido a lo largo de la historia un punto de transgresión, de burla y de provocación exacerbada que hay que saber entender. Te gusten más o menos.

Lo que pasa es que hay temas demasiado sensibles y demasiado poco acostumbrados a las provocaciones surrealistas y banales. Como la religión, sea la que sea, o la llamada identidad nacional. A partir de las reacciones ya conocidas en sectores del mundo islámico a unas viñetas de Mahoma, podemos hacer un paralelismo con uno de esos personajes inclasificables dentro de nuestra esfera cultural: Javier Krahe. El cantautor siempre ha mantenido un estilo propio que le ha provocado en más de una ocasión ciertas enemistades. A la censura en TVE provocada por su canción “Cuervo Ingenuo”, dedicada en 1986 al PSOE  de Felipe González se le sumó la citación a juicio por la emisión de unas imágenes en las que se veía un Cristo cocinado. Fue absuelto. Como también fueron absueltos grupos como Soziedad Alkoholika o Los Chikos del Maíz.

A Albert Pla de momento no le han llevado a juicio. Quien conozca un poco, sólo un poco, de este cantautor catalán sabe de sus formas de cantar, de sus formas de expresarse. De cómo es Albert Pla. Parece que desde algunos sectores de la ciudad de Gijón no lo conocían de nada y que se sorprendieron al leer una mañana su entrevista en la prensa local. El PP pidió la suspensión del concierto por “insultar gratuitamente a los gijoneses”. Y dicho y hecho, el Teatro Jovellanos canceló la actuación. Total, que a Albert Pla, a estas alturas de su carrera lo censuran y lo convierten en Trending Topic y a buen seguro lo catapultarán a más fama de la que en muchos círculos ya tenía. Y si lo vuelven a prohibir en otras ciudades, más aún. Quizás es que nadie había escuchado o leído nunca una entrevista con Pla y no sabe diagnosticar cómo hay que tomarse su universo. “Yo sí que miento. Miento y digo la verdad, lo que pasa es que mis valores no están ahí. No me importa la verdad y por lo tanto puedo mentir tranquilamente. Lo que me parece un escándalo es que haya gente que vaya por ahí defendiendo la verdad (ríe), eso es de alucine”, señalaba en una entrevista de 2008.

Continuar leyendo


Es una mierda este Madrid

En el año 1979, Rosendo Mercado, al frente de los míticos Leño, cantaba aquello de “Es una mierda este Madrid, que ni las ratas pueden vivir”. Ayer, el diario El País publicaba un extenso artículo titulado “La decadencia de Madrid”, muy comentado en las redes sociales.  Aunque la frase del bueno de Rosendo, y la canción en sí, tenía su punto irónico (“No hagas caso a esta canción  pues todo es mentira  lo que falta es un buen bidón  de aire puro y natural  y de cerveza  de tocino y de salchichón”), quizás tristemente podría llegar a convertirse en eslógan de bandera de la capital del Estado español.

El reportaje de ayer refleja una decadencia madrileña en todos los ámbitos, un hastío y desidia generalizada que muchas de las personas que permanecemos (resistiendo) compartimos. No se trata de tener una visión pesimista de la ciudad, sino que hay hechos se dejan ver continuamente, sobre todo en la gente que llevamos tiempo viviendo por aquí. Y que tenemos memoria o simplemente pisamos la calle, algo que, recuerdo, la mayoría de las personas que sale en televisión  y nos legisla, hace bien poco. Más allá del famosísimo discurso olímpico del “relaxing cup of café con leche”, la alcaldesa Ana Botella nos deleita casi siempre con su, llamemos, visión de la ciudad. “Madrid está limpia. Los extranjeros se quedan asombrados de lo limpia que está”, decía en una entrevista en la Cadena SER. Y claro, uno ya no sabe si Botella está en plan ironía total, que piensa que somos todos imbéciles o que simplemente lo único que está limpio es su coche oficial. Más cuando se han producido recortes en los servicios de limpieza y en el ambiente (aparte del olor de algunos zonas) se respira una más que posible huelga indefinida en el sector. Esas ratas, de las que hablaban los Leño…

Continuar leyendo