Archivo mensual: julio 2013

Los personajillos de Telecinco nunca irían a un grupo scout

Pertenezco a un grupo scout desde hace 18 años. He pasado de ser un niño pequeño que iba a divertirse al parque de su barrio a convertirme en un voluntario con formación que ejerce de monitor o coordinador de actividades juveniles. Este hecho me ha permitido mantener multitud de largas conversaciones para aclarar ciertas dudas con gente de mi alrededor que o bien no tenía ni idea de lo que significa un grupo scout o bien tenía una visión distorsionada.

Reconozco que el origen del movimiento scout, militar y surgido en plena Guerra de los Boers a finales del siglo XIX  y principios del XX no me entusiasma demasiado. Pero a nivel educativo, los scouts proponen una metodología espléndida y muy completa en el campo de la educación no formal.

Los scouts han vuelto a aparecer en los medios generalistas “gracias” al programa reality de televisión, “Campamento de Verano”, emitido en Telecinco. Varios personajillos famosetes tales como modelos, habituales de programas del corazón o de otros programas de tv similares tienen que convivir en un campamento de verano sometidos a ciertas normas de disciplina y sumisión, según dijeron en el primer programa. Estos personajillos se someterán al juicio de otros tres personajillos que actúan como jurado según se comporten o convivan entre ellos los concursantes. Un jurado que no tarda ni un minuto en discutir a gritos y que al rato llaman gordas a dos concursantes. A los concursantes les llaman scouts, llevan una camisa de color beige (parecida al uniforme que se llevó durante varios años) y una pañoleta de color rojo.

Continuar leyendo

Anuncios

Mapas, Sahara y errores

“Es lamentablemente frecuente ver en la prensa española mapas que no son, en absoluto, inocentes, donde Marruecos aparece con todo el Sahara Occidental anexionado. Esto es muy frecuente, y lo es ilustrando artículos de lo más variado. Por ejemplo, si vas a la hemeroteca de La Razón, informaciones de la sección de Religión, cuando aparece un mapa del mundo aparece el Sahara anexionado. Esto no es casual. Mapas similares aparecen en el ABC, incluso en El Mundo, que pasa por ser un periódico prosaharaui”. Este entrecomillado pertenece al catedrático de Derecho Constitucional, Carlos Ruiz Miguel, autor del blog “Desde el Atlántico” y especialista en el conflicto del Sahara Occidental. Esta idea sobre los mapas aparece en el capítulo “Información oficial de Marruecos en España respecto al Sahara”, incluido dentro del documento “El factor informativo en el conflicto del Sahara Occidental”.

Quizás desde que realicé esta tesina tengo una “manía” que consiste en mirar los mapas de África para ver si las frontera entre Marruecos y el Sahara Occidental está correctamente situada. La manía es básicamente, como la gran mayoría de factores en este conflicto, debida a la legalidad internacional que dice claramente que el Sahara Occidental es un territorio no autónomo pendiente de descolonización. Y la soberanía de Marruecos sobre el territorio no es reconocida ya no sólo por la ONU sino por ningún país miembro. Pero como en todo conflicto, cada parte juega sus cartas.

Continuar leyendo


Comodidad, emprendimiento y arbitrariedad

20130629_002459Después de años y años en los que (parecía) que se movía el dinero a espuertas en este país, hemos llegado a una situación en la que (también parece) nos fijamos mucho más en cada céntimo que se mueve en nuestros bolsillos o nuestra cuenta. Esto pasa tanto desde el punto de vista ciudadano como en el de las administraciones públicas y empresas de todo tipo. Mientras, las asociaciones sin ánimo de lucro o colectivos ciudadanos de diversa índole intentan paliar este vacío económico generalizado con opciones originales y, sobre todo, construyendo, empoderándose y comenzando a ver que están, o estamos solos en muchas “batallas”.

Quizás desde la idea de construcción colectiva surge el fenómeno del crowfunding, que no deja de ser una autofinanciación colectiva o cuestación popular de las de toda la vida pero enfocada al mundo web y con la ventaja de que puede llegar a miles de personas de manera relativamente sencilla. Esto se ha hecho toda la vida, no lo olvidemos. Lo que antes podría ser vender fanzines o cassettes bar por bar, ahora se puede hacer mediante varios clics y una tarjeta de crédito. Este tipo de metodología, tan adaptada a la comodidad del Siglo XXI está sirviendo para que proyectos independientes puedan financiarse siempre y cuando ofrezcan una serie de objetivos atractivos, mayoritariamente colectivos. Y si encima, hay recompensa individual  en forma de regalo, mucho mejor. Precisamente esta dualidad entre lo individual y lo colectivo es un aspecto interesante a tener en cuenta. Con un sistema económico ultraindividualista en el que según los liberales, “cada uno tiene lo que se merece o lo que le toca”, es tremendamente positivo que sigan existiendo y construyéndose proyectos colectivos desde la propia ciudadanía como colectividad. Sea de la forma que sea. El sentirse parte de proyectos sociales, culturales o políticos hace que pienses de forma colectiva, sobre todo si lo que estás ofreciendo lo consideras como útil para una parte de la sociedad.

Continuar leyendo