Archivo de la etiqueta: crónica

Dos palabras: Roberto Iniesta

robe-destrozares-canciones-para-el-final-de-los-tiempos-2

1990. El programa Plastic, de TVE, emitía la actuación musical de una banda liderada por un tipo envuelto en una túnica blanca adornada con una bellota. Con una corona metálica en la cabeza y acompañado por un guitarrista que lucía tricornio en la suya, el cantante recitaba: “Nací un buen día, mi madre no era virgen, no vino el rey, tampoco me importó, hago milagros, convierto el agua en vino, me resucito si me hago un canutito”. El estribillo era claro: “¿Cuánto más necesito para ser Dios?”.

Esas imágenes serían impensables en la TVE de hoy sin que se montara un escándalo mayúsculo. El grupo se llamaba Extremoduro y su líder, Roberto, “Robe”, Iniesta. Venían, como su nombre indica, de Extremadura, concretamente de Plasencia. Aquella fue de las pocas ayudas mediáticas relevantes de un grupo que había financiado su maqueta el año anterior con un método que algunos estudiosos consideran el primer crowdfunding. Es decir, pedir pasta a sus colegas pero sin internet mediante.

Continuar leyendo

Anuncios

La Raíz: esperanza en el siglo XXI

IMG_20171028_234058_212

“En los festivales del rock estatal siempre tocan los mismos”. “Los grupos nuevos no tienen tirón”. “A esos grupos los he visto 50 veces”. Es probable que hayan escuchado esos comentarios, casi siempre en tono negativo, alguna vez al hablar de la música que se hace en el Estado español. No es objeto de este texto debatir sobre ello. Ese tema, para otro día. Sí lo es presentar como se merece a una banda afincada en Gandía (Valencia): La Raíz. Un grupo del siglo XXI y que en muchos sentidos representa la esperanza en el presente. Y ojalá, en el futuro.

Sábado 28 de Octubre, Madrid, Vistalegre. Entradas agotadas desde hace meses. Las de pista, hace casi un año. 10.000 personas se disponían a disfrutar de un grupo que no sale por televisión ni en las radiofórmulas comerciales. La Raíz se ha construido desde abajo, poco a poco. No es un tópico. Desde la publicación en 2011 de su primer gran éxito en los circuitos rockeros, “El lado de los rebeldes”, el grupo no ha dejado de cosechar éxitos. Antes ya habían publicado otros dos trabajos, “El aire muerto” y “Guerra al silencio”, que pasaron más desapercibidos. En 6 años, La Raíz se ha pateado decenas de festivales de todo tipo, salas más o menos grandes y han acumulado millones de visitas en sus vídeos de Youtube.

Continuar leyendo


Aquella fue la noche de que te hablé

Aprovecho que durante estas semanas se le está dando bastante bombo a la antología, en forma de Disco y Libro, del grupo Leño, para rescatar una crónica que realicé el 17 de febrero de 2010. La página web para la que la hice murió. ¿Lo ha hecho el rock en castellano? Eso, para otro día.

fotosleño (5)

Rockstyle asistió a un momento histórico en el rock estatal: la vuelta, efímera, de Leño, el segundo grupo de Rosendo Mercado tras Ñu, considerado como el punto de inicio de todo el “rock urbano” que vino después.

Nacer a mediados de los años 80 tiene sus desventajas claras. Nos perdimos la llamada movida madrileña, nos perdimos poder ver a los Ramones, nos perdimos el Mundial de España, etc. Y los seguidores del rock urbano nos perdimos a los Leño. “Antes de los Leño no había nada de rock”, repiten muchos nostálgicos del circuito rockero. No quiero entrar en debates banales a estas alturas de vida, pero lo que parece claro es que aquel trío madrileño marcó un antes y un después en la forma de hacer rock en nuestro país.

Rosendo ha seguido en activo, casi 20 discos lo avalan, forjando una carrera musical coherente consigo mismo,  cercana, sencilla y llena de calidad. Pero quedaba la espina de que cogiera por banda a sus primerizos compañeros Tony Urbano y Ramiro Penas para rememorar aquellos, escasos, cinco años de Leño. Y es que, pese a todo, los Leño sólo duraron cinco años, y quizás por eso tenga más mérito su repercusión.  Sus influencias han llegado a todos los rincones, y así se puede ver en el disco de autohomenaje que han dirigido los propios componentes de la banda. “Bajo la corteza” recoge 26 canciones de la banda interpretadas por artistas tan variopintos como Extremoduro, Pereza y Burning, Miguel Ríos, La Shica, Luz Casal, Celtas Cortos, Barricada, Antonio Vega (en su última grabación antes de marcharse para siempre) o Javier Ruibal.

Continuar leyendo