Archivo de la categoría: Actualidad

Un niño saharaui en el Bernabeu (la historia)

Hay una cita de Jorge Valdano que dice que el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes. La frase para un saharaui se hace más potente aún. Cualquiera que haya tenido algo de relación con la causa del pueblo saharaui o haya visitado los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia), sabrá de lo que le hablo. Podéis haceros una pequeña idea en este reportaje publicado originalmente por la Revista Líbero (publicación recomendable al cien por cien,por cierto). El asunto es que la gran mayoría de niños (y no tan niños, pero no es el caso que nos ocupa) saharauis sienten pasión por el fútbol. Más por el español, claro. Millones de niños en todo el mundo la tienen. Pero el bloqueo político de un conflicto, el saharaui, que se alarga 40 años, ha permitido que podamos comprobar esa pasión futbolística de primera mano.

Continuar leyendo


Algún día no tendrán que venir

Algún día no tendrán que venir. Algún día los políticos no tendrán que hacerse la foto solidario-veraniega de cada año mientras que sus jefes, en oscuros despachos, les venden día tras día. No tendremos que llevarlos al médico ni al dentista. No tendremos que hacerles disfrutar con cosas que igual sólo hacen una vez al año. No tendremos que llevarlos a la playa ni a la piscina. Algún día buscaremos en una web de forma fácil y sencilla un billete para ir a verlos. Seguramente hasta podremos charlar con ellos por Skype de forma fluida. No recogeremos paquetes de alimentos para enviárselos. Tampoco tendremos que explicar en largas conversaciones lo que supone su conflicto, para muchas personas aún desconocido, aún alejado. Algún día, ese día, no se nos retorcerá el estómago cada final de verano. No sentiremos rabia cada vez que los torturan o los apalean al otro lado del muro. Porque no habrá muro como tampoco habrá “hammada”. No tendremos que ver la hipocresía constante de los políticos de turno que se llenan la boca con buenas palabras mientras son ellos mismos los que los venden día tras día. No nos preocuparemos (demasiado) por su alimentación o por su subsistencia con escasa vegetación y agua. Tampoco nos empeñaremos en hacer oír su voz en decenas de campañas, manifestaciones, festivales de cine o conciertos. No se nos retorcerá el estómago, una vez más, pensando en su futuro. Porque lo tendrán.

Porque algún día tendrán lo que se merecen, lo que es suyo, lo que es justo en un mundo inmensamente injusto. Tendrán su playa, su tierra y su libertad. Su dignidad, algo en los que nos dan mil vueltas, la seguirán teniendo. Algún día no sólo podrán estudiar cerca de su casa para ser pilotos de vuelo, ingenieros, médicos, profesores, etc sino que además ejercerán esa profesión. Quizás incluso alguno podrá ser hasta futbolista. Muchos serán pescadores, eso seguro, antes de que los países ultrademocráticos occidentales les terminen de esquilmar sus recursos naturales. Algún día tendrán un pasaporte y ellos podrán venir cuando quieran y no sólo cuando nosotros seamos los que quieran. Vendrán de vacaciones pero no sólo en verano. Y no hará falta ponerle la coletilla de “en paz”, porque ellos ya tendrán la suya.

Algún día, ese día, nos pegaremos una buena fiesta en la playa de El Aaiún. O en la de Dajla. O en cualquiera. Y habrá té, darrás, melfas, música. Y más té. Y más música. Quizás comeremos camello. O no, lo mismo da. Retronarán los gritos de alegría en cada rincón del mundo que haya compartido un rato con ellos. Aquí, seremos muchos.Todo será como en las fiestas que nos regalan al recibirnos en los campamentos pero con algo mucho más importante, ya saben, la libertad de todo un pueblo.


10 canciones del rock estatal contra la monarquía

Pues sí. El Rey Juan Carlos I ha abdicado. Un momento que muchas personas tenían en su imaginación. Ahora, si todo va “como debe de ir”, lo sustituirá su hijo Felipe. Felipe VI. Pese a que una importante parte de la ciudadanía reclama un referéndum para decidir o directamente se reivindica la república como modelo de Estado puramente democrático, parece que en estos momentos está “todo atado y bien atado”. La lucha contra la monarquía de este país se ha reflejado en diferentes manifestaciones sociales o culturales durante estos casi 40 años de reinado juancarlista. El panorama rockero estatal ha estado ahí, y son un buen puñado de canciones las que han ido retratando a la Casa Real durante este tiempo. Obviando la multitud de homenajes a la Segunda República o las víctimas del franquismo y la Guerra Civil, aquí recopilo una selección de 10 canciones más o menos representativas. Las que me han venido a la cabeza en este día de resaca postabdicación, vaya.

-Envidia Cochina (La Polla Records)

Lo que os pasa es que tenéis pura envidia. Y Evaristo os retrató ya en esta canción de 1996. “Quiero vivir sin currar, y que lo pague el país. Y quiero veranear en el Palacio Real (…) Condenar la corrupción sin pagar contribución” son algunos de los versos de este clásico del punk-rock.

Continuar leyendo


Un FiSahara desde la sala de prensa

Cuatro años después he vuelto a pisar los campamentos de población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia). Cada viaje es distinto, cada momento se vive de manera diferente. Volver allí, con motivo del FiSahara 2014 y formando parte del equipo de comunicación (junto a los enormes Sato Díaz, Carlos Cazurro, Guille Chapa y Mikel Cano) se antojaba una experiencia aún más distinta que las anteriores. Tirando de tópico, como dice el makin of de 2013, montar este festival puede parecer un milagro. Uno, que no cree en los milagros se da cuente estando allí, desde “dentro”, que los milagros se hacen posibles por el esfuerzo minuto a minuto de todas las personas que rodean al evento. Desde la directora ejecutiva hasta el último saharaui de la wilaya de Dajla todos ponen el cien por cien para que un festival de cine en un campamento de refugiados se haga realidad. El evento sirve para que durante varios días se pueda llegar a conocer el conflicto en diferentes puntos del planeta. En especial España, claro, pero también en Sudáfrica, Italia, EEUU, Reino Unido, Bélgica o México, entre otros. Para mi ha sido un viaje distinto, con poco tiempo para palpar y empaparme de conversaciones y escenas cotidianas de la vida saharaui. Intentar facilitar a los periodistas su trabajo durante estos días requiere un tiempo y un esfuerzo que se ve recompensado sólo por el hecho de que haya habido más personas a las cuales les haya llegado la lucha del pueblo saharaui. A pesar de ello, me quedo con muchos recuerdos en mi cabeza que a base de pinceladas describo a continuación. Las clasifico por personas, o mejor dicho “personajes”. Porque al fin y al cabo de eso trata este conflicto, de personas con sueños y derechos que no se cumplen.

general

Continuar leyendo


Las 600 de Albacete (De Callejeros a Comando Actualidad)

Hace unos años, el famosísimo programa de Cuatro “Callejeros” realizó un reportaje dedicado íntegramente al barrio conocido como Las 600 (viviendas) en Albacete. La Milagrosa, como se le conoce “formalmente” se presentaba ante millones de espectadores como un barrio caótico, peligroso, violento, donde corría la droga, etc. Se pueden imaginar lo que buscaba el programa, la imagen del morbo, de la teatralización absoluta de una gente no demasiada acostumbrada a que las grabaran en un programa de televisión de tanta audiencia. Callejeros ni por asomo trataba de entender los problemas del barrio en ese capítulo, como en tantos otros. Ellos vendían que acudían con la cámara y grababan la realidad de lo que pasaba. El asunto es que aquel reportaje trajo mucha cola en los mentideros de la ciudad. Creo que a la corporación municipal de aquel momento (y en particular a la alcaldesa Carmen Oliver, PSOE, que sale menos de un minuto en el programa) no les gustó mucho. Tampoco gustó entre las personas trabajadoras del barrio, profesores o trabajadores sociales. Se llegó a escuchar con mucha fuerza, de fuentes procedentes del propio barrio, que el programa organizó varias de las escenas, llegando a pagar dinero incluso a los vecinos para que hicieran, dijeran o enseñaran tal cosa. Es algo que no se puede verificar y en este caso no sabría asegurar en estos momentos si se cumpliría el refrán de “cuando el río suena, agua lleva”. Y sonar, sonó, reitero.

Tampoco aquel reportaje gustó a mucha gente de Albacete, de Albacete Albacete, no de las 600, vamos. Resulta que es que da mala imagen de la ciudad y tal y cual. Se pueden imaginar.

Esta semana, el programa de TVE Comando Actualidad se volvía a acercar al barrio en un reportaje titulado “¿Entrarías en mi barrio”? en el que aparece junto a otros lugares de Barcelona, Palma de Mallorca o Sevilla, entre otros. A pesar de que el título del programa no me gusta en absoluto, hay que reconocer que el tono del pequeño reportaje (unos 20 minutos) no tiene nada que ver con aquel otro mencionado. El reportero intenta hacer algo más respetuoso aunque evidentemente aparecen imágenes de personas consumiendo marihuana o el ya típico “ladrón de naranjas”. También aparece Salva, “Carrasquito”, joven del barrio que hace unos años ganó el concurso televisivo “Tienes Talento” como ejemplo de superación personal. Y el concejal de Urbanismo,Díaz de Prado, contando el difícil proyecto de derribo de viviendas para integrar el barrio en la ciudad, un proyecto que se ha ido retrasando en el tiempo y que tampoco sabremos si terminará con ciertos problemas acumulados.

Continuar leyendo


¿Os imagináis una concentración xenófoba en la Plaza de Lavapiés?

Del barrio de Lavapiés sabrás lo que te haya tocado escuchar. Si no has estado nunca y eres fiel seguidor de ciertos medios de comunicación, pensarás que es un barrio peligroso, casi como las calles de Mogadiscio (Somalia), como describió un periodista de ABC. La inmigración, la delincuencia, la suciedad. Seguro que han escuchado más de una vez a alguien relacionar estos conceptos con el barrio mencionado. Esta gente, que asegurará en muchas conversaciones que no es para nada racista, quizás se limite a ignorar el barrio, a no pasar por él. Para otros, con sus defectos, claro está, es un hervidero de culturas, diversidad y tolerancia. Un reflejo de la sociedad en la que vivimos, en la que puedes tener de vecino a una persona de origen marroquí o de etnia gitana, puedes comprar en una panadería de unos andaluces emigrados a la capital en los 60, cenar en un restaurante indio, ver una obra de teatro protagonizada por una compañía madrileña joven e independiente, escuchar los djembes de los africanos en las plazas o jugar al baloncesto con dominicanos, entre otras muchas cosas.

Este barrio multirracial provoca sarpullidos y odio en ciertos sectores de la población. Así lo han querido reflejar últimamente, atacando de noche, por ejemplo, la sede de la ong SOS Racismo. “Denunciáis a los que protegen nuestras fronteras; Alto a la invasión”, se leía en la pancarta que acompañaba a dos muñecos colgados. También se han podido ver por el barrio varias pintadas con el lema “Rojos no” y el símbolo del punto de mira.

Este punto de mira se ha cristalizado en una convocatoria para el 8 de marzo que ya circula por las redes sociales. Bajo el mismo lema, “Alto a la invasión”, varios grupos o partidos políticos agrupados en una plataforma llamada “La España en Marcha”, convocan a una concentración en el epicentro del barrio, la Plaza de Lavapiés. A cualquiera que conozca el barrio, ¿os imagináis una concentración así? Las concentraciones hay que comunicarlas, no pedir autorización, pero es competencia de la Delegación del Gobierno el poder prohibirlas, como ya ha sucedido en otras ocasiones. Leo en Twitter que un diputado de IU ha presentado un recurso para que se prohíba. Si queda alguien en su sano juicio en esta institución, no se debería llevar a cabo a no ser que haya gente que busque directamente una batalla campal. ¿Qué hará Cristina Cifuentes?

Actualización 18:00, Jueves 27. Cristina Cifuentes ha anunciado con el siguiente tweet la prohibición de la concentración.


Improcedencias sobre la muerte de personas en Ceuta (y Viva España)

A estas alturas ya sabrán lo que pasó en Ceuta hace unos días. Bueno,rectifico, les sonará el asunto al menos porqeu saber lo que pasó parece complicado. Ya según sea usted se habrá hecho una idea, tendrá una opinión. Los hay que ante una situación en la que mueren 15 personas en un incidente con nuestras fuerzas de seguridad quieren pedir explicaciones sobre lo que pasó. La Guardia Civil y el Ministerio del Interior mintieron varias veces en sus versiones, rectificaron otras tantas veces y los vídeos aportados no clarifican nada. Lo normal en este tipo de casos sería que se asumieran las responsabilidades si se han cometido imprudencias o irregularidades en una situación en la que, reitero han muerto decena y media de personas. Pero, ¿qué es normal en este país? Lo normal, lo decente, lo español, es defender a capa y espada a la Guardia Civil, el Ministro del Interior y este trozo de tierra llamado España. Los demás sois antipatriotas y además queréis que vengan a invadirnos. Además, tampoco es necesario sentir nada por esas muertes, es mejor dedicarse un fin de semana entero a distribuir montajes de Bardem. Todo esto pasa en un país con clara presencia católica. Un país que tiene una televisión ultrafinanciada por la Iglesia y que pretende ocupar el hueco que deja Intereconomía. Mientras algunas personas tuiteaban su pavor, su sentimiento por, reitero, la muerte de personas, se preguntaban por qué había pasado esto o pedía explicaciones a las autoridades, un periodista, presentador estrella de esta televisión eclesiástica, tuiteaba esto:

Este es el profundo argumentario en la red social sobre, reitero, la muerte de personas. Unas personas de lo más indefensas que existen en esta mierda de mundo. Personas a las que se refirió el Papa (recuerden de quién es la televisión a la que pertenece Merlos) cuando ocurrió una de las tragedias de Lampedusa y los mismos medios que estas semanas se empeñan en quitar hierro a esta muerte de personas las quisieron hacer suyas. Ahora ni muestran una seña de lástima, de compasión porque lo importante es gritar a los cuatro vientos eso de Viva España. Dos palabras que son clave en el argumentario de mucha gente. También del propio presentador estrella de la tele eclesiástica. La utiliza para muchas cosas. Vean:

Continuar leyendo