Es una mierda este Madrid

En el año 1979, Rosendo Mercado, al frente de los míticos Leño, cantaba aquello de “Es una mierda este Madrid, que ni las ratas pueden vivir”. Ayer, el diario El País publicaba un extenso artículo titulado “La decadencia de Madrid”, muy comentado en las redes sociales.  Aunque la frase del bueno de Rosendo, y la canción en sí, tenía su punto irónico (“No hagas caso a esta canción  pues todo es mentira  lo que falta es un buen bidón  de aire puro y natural  y de cerveza  de tocino y de salchichón”), quizás tristemente podría llegar a convertirse en eslógan de bandera de la capital del Estado español.

El reportaje de ayer refleja una decadencia madrileña en todos los ámbitos, un hastío y desidia generalizada que muchas de las personas que permanecemos (resistiendo) compartimos. No se trata de tener una visión pesimista de la ciudad, sino que hay hechos se dejan ver continuamente, sobre todo en la gente que llevamos tiempo viviendo por aquí. Y que tenemos memoria o simplemente pisamos la calle, algo que, recuerdo, la mayoría de las personas que sale en televisión  y nos legisla, hace bien poco. Más allá del famosísimo discurso olímpico del “relaxing cup of café con leche”, la alcaldesa Ana Botella nos deleita casi siempre con su, llamemos, visión de la ciudad. “Madrid está limpia. Los extranjeros se quedan asombrados de lo limpia que está”, decía en una entrevista en la Cadena SER. Y claro, uno ya no sabe si Botella está en plan ironía total, que piensa que somos todos imbéciles o que simplemente lo único que está limpio es su coche oficial. Más cuando se han producido recortes en los servicios de limpieza y en el ambiente (aparte del olor de algunos zonas) se respira una más que posible huelga indefinida en el sector. Esas ratas, de las que hablaban los Leño…

Para moverse en Madrid, el Metro ha sido siempre el transporte por excelencia. Se ha hecho propaganda en los últimos años de la excelencia del servicio, ¿quién no recuerda aquello de “Metro de Madrid vuela” o “somos el mejor Metro de Europa”. Pues bien, a día de hoy, nada de eso. A las sucesivas subidas del precio (que, por cierto, casi casi ya lo equiparan con lo que cuesta el metro parisino) se suman los, otra vez, recortes. Cualquier persona que en los últimos años haya sido usuario del metro sabe que las frecuencias de hoy son mucho mayores. Esperar 8 o 10 minutos en el centro de Madrid a horas punta como las 21:00 de un día de diario o las 22:00 de un sábado no es volar mucho. Y ya no es una anécdota puntual, es a lo que nos tenemos que acostumbrar. Echen un vistazo a la cuenta de Twitter creada recientemente con el título “Los sufridores del Metro” y sabrán lo que les digo. Por cierto, que los trabajadores de Metro fueron capaces de cerrar el transporte a cal y canto hace no demasiado tiempo. Ahí lo dejo, por si se vuelve a repetir que no pille de imprevisto. Ah, y cuidado con desplazarse por la noche, que puedes tener un buen rato tras el cierre del Metro, ya que los búhometros pues se vé que tampoco son rentables. Todos en casita, los que la tengan,

En el panorama cultural, se cierran las pocas salas que programaban conciertos diferentes, se ponen trabas con el tema de las licencias y si te lo quieres montar por tu cuenta, te das de bruces con las trabas administrativas. Las fiestas de barrio cada vez tienen menor participación ciudadana y asociativa pese al esfuerzo de la ciudadanía e incluso a la música callejera le quieren restringir su libertad. Las noches madrileñas son a veces una auténtica “persecución” entre patrullas de policía local y gente que simplemente prefiere beberse unas latas de cerveza en la calle que pagar tres veces más en cualquier bar. Y las multas por hacerlo, que también han subido, son frecuentes. La presencia policial está a la orden del día ya no sólo en manifestaciones o protestas sino incluso en asambleas o encuentros de movimientos sociales.

Todo esto nos lleva a un sentimiento profundo de tristeza, como bien apunta el bueno de Rosendo. “(…)Madrid se está volviendo una ciudad más triste. Y la gente está más agobiada y con más mala leche”. En todo este cóctel entran las situaciones personales, las múltiples despedidas en el aeropuerto de Barajas de tus amigos que ya no aguantan más o los recibimientos exprés de esa misma gente que, viva donde viva, casi siempre tiene que pasar por Madrid. El agobio, la mala leche, los desahucios semanales, el metro, la falta de ocio. A Madrid a veces la quieres, a veces la odias, pero nunca te deja indiferente. En medio de todo esto, algo esperanzador. En ningún sitio como en Madrid se mueve tanta gente con ansias de libertad y con una tenacidad espectacular. Gente que, a pesar de todo, está ahí, moviéndose y quizás cambiando en su banda sonora la canción de Leño a otra como “Entre las cejas”.  “Si tienes entre las cejas libertad, no te vayas a dormir que aún es de día (…) Apuesto a que somos dos o muchos más, seguro que en conexión es importante”. Pues nos queda eso. O Barajas, Atocha o carretera y manta.

Anuncios

Acerca de miguelmunozortega

Periodista. Especialista en Información Internacional y Países del Sur. Albaceteño de ida y vuelta. Editor y redactor del proyecto colaborativo de información internacional Latitud194. Dinamizador y formador en la radio comunitaria Radio Almenara (Madrid). Redactor del Informe Anual de la situación periodística de 2012 a 2014, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Experiencia en prensa local (La Verdad y El Pueblo de Albacete). Experiencia en prensa internacional (La Nación de Costa Rica). Colaborador en CuartoPoder.es Ver todas las entradas de miguelmunozortega

2 responses to “Es una mierda este Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: