Archivo de la etiqueta: albacete

¿No hay que mezclar política y deporte?

“No hay que mezclar política con deporte”. Es una frase habitual y recurrente. En mi opinión, desacertada. ¿Por qué? Porque todo es política. Y más en un deporte plenamente mercantilizado y mediatizado como ocurre en estos tiempos. El problema viene cuando esa frase se pronuncia únicamente en contextos que le interesan a la persona que lo pronuncia. Normalmente suelen ser periodistas, deportistas o políticos. Ejemplos, hay miles. Pero, qué extrañamente, casualidad o no, suelen ir siempre en la misma dirección.

Hace 5 años, cuando todavía no había estallado definitivamente el ansia de un referéndum en Cataluña, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo la famosa frase antes de una final de Copa del Rey entre Barcelona y Athletic más recordada por la pitada al himno que por otra cosa. Más recientes son las críticas al Barcelona por su marcado carácter oficial independentista. En este caso fue, entre otros, Fernando Martínez Maíllo, coordinador general del PP. Allí estaba: “No se puede mezclar política con deporte”.

Hacer frases grandilocuentes y vacías tiene el problema en que se te pueden volver en contra. Igual me equivoco, pero no he escuchado a esos mismos políticos reprocharle a Rafael Nadal que diera su opinión sobre el referéndum catalán. El tenista está en contra. ¿Aquí no sale nadie a decir que no hay que mezclar política con deporte? Tampoco he escuchado críticas de los defensores de la “pureza deportiva” al jugador del Almería Morcillo, que dedicó su gol a la labor de la Policía y la Guardia Civil el pasado fin de semana. Tampoco he oído a Martínez Maíllo criticar al jugador Roberto Soldado, entre otros ejemplos.

El periodista Quique Peinado, autor entre otras cuestiones del libro (altamente recomendable) “Futbolistas de Izquierdas”, lleva defendiendo años algo que resumió bien en un par de tuits: “Los deportistas tienen derecho a hacer política, las aficiones, los clubes… Todos, de todos los colores y todas las ideologías. ¿Que os molesta cuando son contrarios a vuestra ideología? Pues claro. Pero se acabó la cantinela esa. Ya no cuela”. Un humilde servidor está plenamente de acuerdo. Se habla de política en los bares, en las familias, en los taxis, en la calle. ¿No puede hacerlo un deportista o un club deportivo? Gustará o no, como dice Peinado, pero no encuentro ninguna razón lógica para criticar o impedir que se haga. Quien lo hace conoce sus riesgos, que se lo digan a Gerard Piqué, pitado y criticado hasta la saciedad por, entre otras cosas, defender sus ideas independentistas.

Continuar leyendo

Anuncios

Las 600 de Albacete (De Callejeros a Comando Actualidad)

Hace unos años, el famosísimo programa de Cuatro “Callejeros” realizó un reportaje dedicado íntegramente al barrio conocido como Las 600 (viviendas) en Albacete. La Milagrosa, como se le conoce “formalmente” se presentaba ante millones de espectadores como un barrio caótico, peligroso, violento, donde corría la droga, etc. Se pueden imaginar lo que buscaba el programa, la imagen del morbo, de la teatralización absoluta de una gente no demasiada acostumbrada a que las grabaran en un programa de televisión de tanta audiencia. Callejeros ni por asomo trataba de entender los problemas del barrio en ese capítulo, como en tantos otros. Ellos vendían que acudían con la cámara y grababan la realidad de lo que pasaba. El asunto es que aquel reportaje trajo mucha cola en los mentideros de la ciudad. Creo que a la corporación municipal de aquel momento (y en particular a la alcaldesa Carmen Oliver, PSOE, que sale menos de un minuto en el programa) no les gustó mucho. Tampoco gustó entre las personas trabajadoras del barrio, profesores o trabajadores sociales. Se llegó a escuchar con mucha fuerza, de fuentes procedentes del propio barrio, que el programa organizó varias de las escenas, llegando a pagar dinero incluso a los vecinos para que hicieran, dijeran o enseñaran tal cosa. Es algo que no se puede verificar y en este caso no sabría asegurar en estos momentos si se cumpliría el refrán de “cuando el río suena, agua lleva”. Y sonar, sonó, reitero.

Tampoco aquel reportaje gustó a mucha gente de Albacete, de Albacete Albacete, no de las 600, vamos. Resulta que es que da mala imagen de la ciudad y tal y cual. Se pueden imaginar.

Esta semana, el programa de TVE Comando Actualidad se volvía a acercar al barrio en un reportaje titulado “¿Entrarías en mi barrio”? en el que aparece junto a otros lugares de Barcelona, Palma de Mallorca o Sevilla, entre otros. A pesar de que el título del programa no me gusta en absoluto, hay que reconocer que el tono del pequeño reportaje (unos 20 minutos) no tiene nada que ver con aquel otro mencionado. El reportero intenta hacer algo más respetuoso aunque evidentemente aparecen imágenes de personas consumiendo marihuana o el ya típico “ladrón de naranjas”. También aparece Salva, “Carrasquito”, joven del barrio que hace unos años ganó el concurso televisivo “Tienes Talento” como ejemplo de superación personal. Y el concejal de Urbanismo,Díaz de Prado, contando el difícil proyecto de derribo de viviendas para integrar el barrio en la ciudad, un proyecto que se ha ido retrasando en el tiempo y que tampoco sabremos si terminará con ciertos problemas acumulados.

Continuar leyendo


¿Es una mala noticia que cierre un medio de comunicación?

Parece evidente que cualquier cierre empresarial en este país desangrado es una mala noticia. Lo es, sobre todo por esos trabajadores que se agarran a un clavo ardiendo en estas circunstancias porque saben que a final de mes su exigua cuenta bancaria se va, más o menos a llenar para subsistir. En el caso de los medios de comunicación, hay ciertos debates sobre la conveniencia o no de que existan ciertas plataformas mediáticas que directamente manipulan la información a su antojo. Se dice que cuando cierra un medio de comunicación es un revés para la libertad de expresión y el derecho a la información. ¿Es siempre así?

Casi coordinadamente con las 12 campanadas que ponían fin a 2013, el diario (desde hace un tiempo, digital) El Pueblo de Albacete anunciaba que dejaba de actualizarse. Vamos, que cerraba definitivamente. Lo sorprendente (o no) es que este periódico siguiera abierto y funcionando después de tanto tiempo. Ya se había eliminado la edición diaria en papel un año atrás y permanecía como diario digital desde entonces, curioso cuando era un medio que hasta casi 2012 (2012!!!) no tenía página web.

Yo sólo soy uno de los centenares de trabajadores que pasaron alguna temporada por la redacción de un medio de comunicación local muy particular. Nació hace más de una década como una apuesta fuerte para hacer frente a La Verdad y La Tribuna, con una plantilla muy formada, joven y natural de la provincia. Su redacción se situaba en el centro de la ciudad de Albacete, curiosamente casi entre medias de ambos periódicos citados. La apuesta era crear un medio con un cien por cien de capital albaceteño, en contraposición con los ya existentes, dependientes de otras empresas mayores. Al parecer, las cuentas no salían y tiempo después, en plena orgía de la construcción y la “expansión empresarial”, el dueño de Ajusa se hizo con este medio de comunicación, al igual que con la televisión local Visión 6. Se trasladó a un nuevo polígono (con gran polémica municipal) adjudicado íntegramente a esta empresa que exporta a todo el mundo piezas de motor. Como no podía ser de otra forma, el empresario José Manuel Martínez Martínez también disponía de una inmobiliaria, Hermasán, y otras empresas como la vinícola Aldonza.

No es el objeto de este artículo narrar aquello ni como fue el cambio principal, otros compañeros tendrán muchos más detalles. Y siempre digo que con todas las experiencias de la gente que ha pasado por allí se podría escribir un libro interesante sobre cómo funcionan los (algunos) medios de comunicación locales. Lo que paso a enumerar es algo que he contado a amigos, familiares y compañeros de profesión. Es sólo un resumen de mi experiencia durante 6 meses (septiembre de 2010-marzo 2011) y no creo que nadie se sorprenda porque Albacete es una ciudad en la que el boca a boca ha hecho que el desprestigio de este medio en muchos sectores haya sido una realidad.

Continuar leyendo


En nombre de España y de la solidaridad

Hace unos meses que comenté con un amigo albaceteño que vive en Madrid como yo la proliferación en Albacete de lo que se suele llamar como “captadores de socios” de Ongs. No era una imagen muy habitual, o al menos no se veía con tanta frecuencia en nuestra ciudad ni mucho menos comparable a esa especie de mercado de la solidaridad que a veces se crea en diferentes lugares de Madrid.

No recuerdo la fecha exacta, aunque creo que fue por la época navideña. Paseando por el centro, por la Calle Ancha, junto a la esquina de la calle Mayor, me percaté de que había varias personas con petos identificativos. Un chico se me acercó y me dijo que si quería comprar un bolígrafo solidario. Uno, que está acostumbrado a este tipo de intercepciones en la calle y que además no está muy de acuerdo con estos métodos de concienciación, ni se fijó en la ong ni le dio más importancia al asunto. Hasta ayer, día en el que nos encontramos, en muchos medios, con la noticia de que la Policía Nacional había detenido a seis personas por pertenecer a una ong fraudulenta que operaba en Albacete. Bajo el nombre de “España Solidaria”, esta gente, al parecer dirigidos por un hombre de 64 años y con antecedentes al que se le ha imputado la presunta autoría de los delitos de estafa y vulneración de los derechos de los trabajadores.

Continuar leyendo


Emprende, que algo queda (volúmen 2)

Me parece de recibo recuperar en estos momentos un texto que escribí el 12 de diciembre de 2012.

“Hay ciertas palabras, conceptos, ideas, utilizadas en el lenguaje político que me retumban en la cabeza cada vez que las escucho. Me detendré en una muy de moda desde hace tiempo: “emprender”, o “emprendedor”. Según la definición de la Real Academia Española (RAE), un emprendedor significa “que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas”, mientras que emprender se define (en su primera acepción) como “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.

Como en otros términos utilizados frecuentemente desde las esferas políticas o los medios de comunicación, la idea emprendedora se remite práctica y únicamente al terreno empresarial. Es decir, cuando se dice que de la crisis sólo vamos a salir emprendiendo y creando emprendedores se piensa en crear empresas, pedir créditos para ello, generar riqueza que luego generará empleo…ya se saben el discurso, creo.

Pero claro, si atendiéramos al significado real de la palabra, muchos ciudadanos españoles se incluirían dentro de esta categoría. Otra cosa es que los gobernantes se acuerden de ellos cuando la utilizan. ¿No hay miles de personas que emprenden con resolución acciones dificultosas y azarosas para llegar a fin de mes? ¿No hay miles de españoles que acometen un empeño que encierra dificultad o peligro cuando intentan paralizar un desahucio, una situación que consideran injusta? Ejemplos hay muchos, pero las ayudas (pocas) para “jóvenes emprendedores” no están pensadas en este sentido y simplemente se refieren a que presentes un modelo de negocio, inviertas una cantidad x de dinero y pidas otra cantidad x de crédito bancario para completarlo. Y luego, ya veremos. Por cierto, que me consta que estas prometidas ayudas a las pymes, al pequeño comercio y a los emprendedores, al menos en Castilla-La Mancha no están ni se las esperan, pero eso es otro tema.

Continuar leyendo