Mapas, Sahara y errores

“Es lamentablemente frecuente ver en la prensa española mapas que no son, en absoluto, inocentes, donde Marruecos aparece con todo el Sahara Occidental anexionado. Esto es muy frecuente, y lo es ilustrando artículos de lo más variado. Por ejemplo, si vas a la hemeroteca de La Razón, informaciones de la sección de Religión, cuando aparece un mapa del mundo aparece el Sahara anexionado. Esto no es casual. Mapas similares aparecen en el ABC, incluso en El Mundo, que pasa por ser un periódico prosaharaui”. Este entrecomillado pertenece al catedrático de Derecho Constitucional, Carlos Ruiz Miguel, autor del blog “Desde el Atlántico” y especialista en el conflicto del Sahara Occidental. Esta idea sobre los mapas aparece en el capítulo “Información oficial de Marruecos en España respecto al Sahara”, incluido dentro del documento “El factor informativo en el conflicto del Sahara Occidental”.

Quizás desde que realicé esta tesina tengo una “manía” que consiste en mirar los mapas de África para ver si las frontera entre Marruecos y el Sahara Occidental está correctamente situada. La manía es básicamente, como la gran mayoría de factores en este conflicto, debida a la legalidad internacional que dice claramente que el Sahara Occidental es un territorio no autónomo pendiente de descolonización. Y la soberanía de Marruecos sobre el territorio no es reconocida ya no sólo por la ONU sino por ningún país miembro. Pero como en todo conflicto, cada parte juega sus cartas.

Cuando realicé el trabajo, me encontré con varios ejemplos significativos. Quizás el mayor de todos fue un seminario universitario, financiado por el Gobierno en mayo de 2010. Ruiz Miguel lo explica muy bien aquí. Por otro lado, la página web de la Oficina Nacional Marroquí de Turismo en Madrid, sitio recurrente para los españoles que deciden viajar a aquel país, incluye dentro de sus ofertas turísticas la denominada “Ruta del Sur”. Esta ruta comienza en la ciudad de Agadir e incluye El Aaiún, Dajla, Bojador334 y Smara, es decir, las ciudades del Sahara Occidental. Muchas de las guías de viaje que se comercializan en España incluyen también dentro de Marruecos la posibilidad de visitar estas provincias saharianas o ruta del sur. Tomando como ejemplo la Guía Verde de Marruecos (2005), editada por Michelín, podemos comprobar cómo el mapa no establece frontera alguna entre Marruecos y el Sahara Occidental. Se le dedica un capítulo entero a las “Provincias Saharianas”, en las que, a pesar de sintetizar la historia (Sahara Español, Marcha Verde, etc), anima al lector a visitar la zona, incluyendo distancias kilométricas, direcciones de interés, etc. La siguiente frase sintetiza la visión de la guía turística: “Por tanto, hay que esperar que las dificultades actuales, que no animan precisamente a los turistas a descubrir las bellezas de la región, no serán en el futuro más que un mal recuerdo, en cuyo caso las provincias podrán conocer el esperado desarrollo turístico al que parecen destinadas”.

Otro ejemplo claro lo encontramos en el diario El País del día 7 de junio de 2010, en el que se incluyó un suplemento promocional de 15 páginas bajo el título de “Marruecos, un país en movimiento”. En su primera página podemos leer el titular “La revolución de Mohamed VI”, y las páginas se dedican a analizar el desarrollo con el que ha avanzado el país magrebí en materias económicas y financieras, turísticas o culturales. En lo que respecta al Sahara Occidental, la página 12, en la sección “Regiones”, recoge un artículo llamado “El Sur también puede”, acompañado de un anuncio publicitario con el título “El Marruecos Sahariano valores del patrimonio… pilares del desarrollo”.338En el anuncio se pueden ver fotos de distintos emplazamientos como el Faro de Bojador, la mezquita de Smara o la plaza El Mechuar, en El Aaiún, mientras que en el artículo se defiende el desarrollo de las provincias del sur gracias a la creación, en 2002, de la Agencia del Sur.

Aparte de la frontera en sí, es de relevancia señalar que el propio territorio del Sahara Occidental está dividido en dos por un muro construido por Marruecos y que separa el control del Frente Polisario de la ocupación marroquí. “La realidad es que el Sahara está dividido en dos, por un muro. Y no está ocupado totalmente por Marruecos, al poner todo el Sahara bajo ocupación marroquí, no sólo se está negando al Sahara Occidental, sino que se está negando la realidad. Es muy ilustrativo”, comentaba Ruiz Miguel.

Todos estos pensamientos me han volvieron a venir a la mente la semana pasada al descubrir un mapa sobre la pena de muerte en el mundo incluido en Desalambre, un nuevo medio con la temática general de los Derechos Humanos alojado en ElDiario.es. El mapa aparecía sin la frontera y de hecho en la leyenda rezaba “En Marruecos y Sahara Occidental se mantiene la pena de muerte pero no se aplica desde al menos hace 10 años”. Pues…incorrecto e ilegal. Además, sorprendente, viniendo de un medio como ElDiario.es, a los que les doy confianza sobre su conocimiento del tema, teniendo en cuenta que Juanlu Sánchez, subdirector del medio, ha cubierto informaciones acertadas sobre el conflicto. Por tanto, decidí preguntarle. Aquí os dejo la conversación.

—Miguel Muñoz (@miguelmunoz86) July 5, 2013

Por la contestación, eran conscientes del “fallo” y lo achacaban a que las librerías de mapas interactivos, además procedente de Aministía Internacional, no incluían esta frontera. Esto lo dejó más claro días después el propio Juanlu Sánchez en otra conversación twittera que le reclamaba el cambio. “Hay barreras que no son nuestras. No hay librerías de mapas interactivos con esa frontera. Tendremos que poner una nota”, señalaba el periodista. La nota ya está puesta al pie del mapa: “Fuentes: Amnistía Internacional y Death Penalty Worldwide. El mapa que ofrecemos está realizado a partir de una librería Javascript en la que las fronteras de cada país están ya trazados. No marca como debiera ninguna línea divisoria entre Marruecos y el Sahara. La ocupación marroquí del Sahara no está reconocida por España y la comunidad internacional”.

Pues reconozco que no tengo ni idea de librerías Javascript. Ni qué empresas las suministran. Ni por qué Amnistía Internacional pasa por el aro de utilizar estas librerías a todas luces ilegales. Así que les invito a que, por un lado, se fijen en los mapas de África. Y a que por otro, investiguen si existe algún tipo de librerías que sea legal. O si no, que la hagan. Porque todo lo demás será legitimar una ocupación y unas fronteras ilegales. Y el Marruecos que viola una y otra vez la legislación internacional y los DDHH sonríe con los mapas. Con sus mapas.

mapa

Anuncios

Acerca de miguelmunozortega

Periodista. Especialista en Información Internacional y Países del Sur. Albaceteño de ida y vuelta. Editor y redactor del proyecto colaborativo de información internacional Latitud194. Dinamizador y formador en la radio comunitaria Radio Almenara (Madrid). Redactor del Informe Anual de la situación periodística de 2012 a 2014, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Experiencia en prensa local (La Verdad y El Pueblo de Albacete). Experiencia en prensa internacional (La Nación de Costa Rica). Colaborador en CuartoPoder.es Ver todas las entradas de miguelmunozortega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: