La amnesia colectiva y el despertar de la siesta

Resulta que ayer me cabreé mientras daba un repaso matutino a titulares y redes sociales. No es una cosa difícil lo de cabrearse sabiendo cómo está el panorama. Pero yo lo hice por una cosa muy concreta relacionada con la profesión periodística. Tampoco es difícil cabrearse con el Periodismo, pero es que hay cosas que ya me hierven la sangre cada vez más.

Habrán notado que el Periodismo está en crisis, como todo. Lo que pasa es que para muchos, el camino que estaba tomando esta profesión ya se veía venir. Tampoco había que ser muy inteligente, de hecho son cosas que, a poco que prestaras un poco de atención en los primeros cursos de la Facultad, se podía intuir. El problema es que los periodistas tuvieron que elegir un poco entre dejarse llevar por la corriente de la burbuja de nuevos medios, nuevas expansiones empresariales y en general participar del circo mediático o buscar formas más honradas y coherentes de ganarse la vida, con críticas a cómo se estaba manipulando en las empresas periodísticas relevantes.

El asunto es que eso no fue así. Salvo muy pocas excepciones, todos los periodistas de este país se pasaron años muy buenos bajo los macrogrupos empresariales manipulados, con intereses comerciales y tal y cual. Esos que ahora critican, pero bajo los que han podido ahorrar un dinero que quizás nunca ahorraremos las nuevas generaciones de profesionales.

Como saben, trabajar de periodista es casi un milagro en la actualidad.No hay semana que pase que no se anuncie un ERE, un cierre o un recorte.Pero,por otro lado, tampoco hay semana que pase sin que se cree un nuevo medio de comunicación. Algunos más ambiciosos que otros, eso sí, pero prácticamente todos con un denominador común: la independencia, la crítica, nuevas formas, etc.

Y es que ahora está muy de moda criticar, siendo periodista, al sistema de medios de comunicación, a los grandes grupos corporativos mediáticos, la manipulación, etc. El 15-M ha supuesto en gran parte un despertar de la siesta en la que se encontraban muchos ciudadanos y, visto lo visto, muchos periodistas. Todos ellos que ahora crean con una facilidad (ojo, “facilidad” entre comillas, gracias sobre todo a su prestigio o capital económico) nuevos medios y un discurso periodístico casi revolucionario, antes estaban participando de ello. Pero claro, esto es lo de siempre, el ser humano sólo le ve las orejas al lobo y deja de estar acomodado cuando le tocan lo suyo. Mientras estaban contratados por Vocento, PRISA, el ente público y demás, pues bueno, hacían, algunos, un discursito así muy progresista pero la nómina les llegaba todos los meses. Ahora que están echando gente, pues claro, el discurso ya es más antisistema.

Que me parece muy bien, que me gustan mucho los nuevos medios de comunicación que se están creando. Y que es el camino. Pero pasa, compañeros, que llegáis muy tarde. Que ahora todos nos queremos apuntar a esto de ser independientes y todos no vamos a poder. Y al final los nuevos medios se pueden convertir en un juego de egos vomitivo que no sería nada positivo. Y caer en los mismos errores que están criticando. Porque, por ejemplo, yo aún estoy esperando que un par de estos nuevos medios tan “cercanos” me contesten varias preguntas que he enviado hasta 4 veces por mail. Pero yo no soy nadie. No lo soy, al igual que no lo éramos las radios comunitarias y otros medios de información como Diagonal, que lleva años y años con un modelo alternativo de negocio periodístico. Y muchos más.

Seguimos sin ser nadie. El motivo de mi cabreo de ayer, y vuelvo al principio, fue que la Universidad Rey Juan Carlos, en Fuenlabrada, organizaba un Congreso de Periodismo Crítico. También se ha puesto extremadamente de moda esto. Pues no sé, echen un vistazo a los invitados y si quieren, consulten sus trayectorias profesionales. Comprobarán lo que trato de explicar. ¿Periodismo crítico en las ondas y me llevas a dos estrellas de la radio de masas? Para qué vas a llevar a las radios comunitarias marginales, que total, no las conoce nadie. En este país parece que reitero, algunos estaban durmiendo la siesta antes del 15-m y ahora tienen amnesia colectiva. Porque antes del 15-M existían asambleas de estudiantes, encierros y acampadas luchando contra el Plan Bolonia. Existió “V de Vivienda” para poner la mirada en este problema. Existían medios independientes y críticos a los que nadie les hacía ni caso y a los que muchos miran por encima del hombro. También se hacían “cosas”.

No se trata de decir, “yo lo avisé primero”,ni sentirse mejor con uno mismo. Simplemente se trata de poner las cosas en perspectiva histórica y reivindicar, en mi caso, lo que hacemos. Ya que todos lo hacen y el autobombo está a la orden del día, yo no voy a ser menos. La diferencia es que el programa El Mentidero en el año 2008 igual lo escuchaban 10 en los mejores días. Y claro, un simple tweet de algunas estrellas llegan a más de 100.000 personas en un minuto.

El día 28 de abril se cumplirán 4 años del fallecimiento del periodista Javier Ortíz. Aquí podéis escuchar una entrevista que le hicimos en el año 2008 en estas radios comunitarias de las que los gurús del periodismo independiente y alternativo nunca se acuerdan. Muy recomendable.

Algunas frases:

“Hay montones de publicaciones que hacen periodismo. Los grandes medios de comunicación actualmente no son más que divisiones del aparato de propaganda de tal o cual multinacional (…) Los periodistas trabajan para grandes grupos multimedia y no sólo eso, farmacéuticas, bancos, etc…(…) Esto hace que un periodista no pueda prácticamente hablar de nada que le afecte a una empresa de su grupo”.

Sobre el grupo PRISA: “Como aparezca alguien que no les deje instalar sus radios o publicaciones, van a ir a por él a tope, con razón o sin ella”.

“La labor del cuarto poder se ha convertido en un auxiliar de los otros poderes”.

Y nada, que me alegro de que se haya despertado todo el mundo de la siesta. A ver si no nos volvemos a dormir.

Anuncios

Acerca de miguelmunozortega

Periodista. Especialista en Información Internacional y Países del Sur. Albaceteño de ida y vuelta. Editor y redactor del proyecto colaborativo de información internacional Latitud194. Dinamizador y formador en la radio comunitaria Radio Almenara (Madrid). Redactor del Informe Anual de la situación periodística de 2012 a 2014, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Experiencia en prensa local (La Verdad y El Pueblo de Albacete). Experiencia en prensa internacional (La Nación de Costa Rica). Colaborador en CuartoPoder.es Ver todas las entradas de miguelmunozortega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: