Radios libres y comunitarias

almenaritoFue en cuarto de carrera si no me equivoco. Finales del año 2007 y comienzo del 2008. Mi primer contacto con el entorno de las radios comunitarias. Por casualidad, como otras muchas cosas. Recuerdo que le dije a mi compañero Christian, “¿oye, nos hacemos un programa de radio? Que he visto que en Madrid hay muchas radios libres que te dejan hacerlo”. Nos acercamos, por circunstancias geográficas a Radio Almenara. Hoy en día, puedo decir que las radios comunitarias (o libres, o como quieran) ya forman una parte importante más, tanto de mi vida “profesional”, como en la parte más social o sentimental.

Los antecedentes más cercanos y los que realmente empiezan a dar forma a lo que son hoy en día estos medios de comunicación, comienzan a producirse a finales de los años 60 en Italia. Entre los años 1968 y 1969, el grupo del activista Danilo Dolci coloca un emisor clandestino en Partinico (Sicilia) para denunciar las malas condiciones de vida de los habitantes de la zona. Posteriormente, gracias a los movimientos sociales nacidos a través de las corrientes intelectuales de Mayo del 68,  se comenzaron a crear organizaciones autónomas e independientes con el objetivo de crear una cultura autónoma al margen del sistema capitalista. En 1973 se crea la coordinadora de estas asambleas y se fijan los primeros documentos escritos que regulaban su funcionamiento.

Las radios más destacadas, y con más importancia en esta época en Italia fueron “Radio Bologna”, fundada en 1973 por una cooperativa de trabajadores, “Canale 96”, 1975 en Milán y “Radio Alice”, 1975 Bolonia. Ésta última fue cerrada a punta de metralleta dos años después, convirtiéndose en un precedente para otras actuaciones similares y en una especie de símbolo de medio de comunicación libre para los activistas comunicativos.

En Francia también tuvo lugar un importante movimiento asociativo en torno a la utilización de la radio como arma social y política contra el sistema imperante. El primer movimiento que se organiza tiene lugar en la Universidad de Lille, con “Radio Campus”, gestionada por los estudiantes y que emitió entre los años 1969 y 1973. Otras radios surgidas en esos años fueron “Radio Active” (1975) y “Radio Verte” (1977), una radio de carácter ecologista. El importante trabajo de organización en este país dio sus frutos en 1977, con la celebración del primer encuentro de radios libres, del 26 al 28 de marzo de 1978. La cita culminó con la creación de, casi con toda seguridad, la primera organización importante de radios libres en un país europeo, la Asociación para la Libertad en las Ondas (ALO).

Centrándonos ya en la evolución de las radios libres en nuestro país, podemos fijar como fecha clave el año 1983.  Si ya en los últimos años del franquismo (1975-1977) se habían intentado proyectos comunicativos puntuales en diferentes universidades como la Autónoma de Barcelona, es en 1980 cuándo se produce un punto de inflexión.  En el mes de junio de ese año, tienen lugar unas jornadas estatales sobre radios libres, lo que desemboca en el llamado “Manifiesto de Villaverde de 1983”, que aglutinan y convierten en realidad a la cantidad de radios libres que existían ya en el país.

Y es que años antes, las radios libres ya habían comenzado a funcionar en nuestro país, sobretodo en Cataluña y Euskadi. La primera radio libre fue “Radio Maduixa” de Granollers, que inició sus emisiones en 1977. Le siguió “Ona LLiure” de Barcelona en 1979, que fue cerrada dos veces por la policía.[1] Otras radios pioneras, creadas al inicio de los 80, fueron “Radio Paraíso” de Iruña, “Txomin Barullo” de Bilbao, “Radio Klara” en Valencia. En Madrid no tuvieron su relevancia hasta mediados de los 80, con “Radio ELO” como una de las pioneras.

A  lo largo de los años ha existido una debate sobre el propio concepto de radio libre o comunitaria. Como en otros muchos asuntos, si no lo vives de cerca, es difícil hacerse una idea completa de la idiosincracia particular de estas radios, o mejor dicho, de cada radio en concreto. Porque aunque la filosofía, en general, es la misma, cada radio puede tener un funcionamiento que en matices difiera de las otras. Englobando, podemos decir que la base de este tipo de radios es dar la voz a la ciudadanía y utilizar la comunicación social como método para crear, precisamente un cambio social, por pequeño que sea. La labor educativa y la utilización de la radio como herramienta para mejorar las habilidades también está muy presente. Aterrizando, esta idea se cristaliza (y hablo de Almenara en particular) en dos tipos de proyectos. Por un lado, cualquier persona o grupo de personas puede presentar un proyecto de programa de radio y desarrollarlo en la radio, siempre y cuando cumpla unos mínimos de respeto y convivencia con la radio. Los proyectos se presentan a la asamblea, que es la que decide si el programa tiene cabida (en todos estos años sólo recuerdo un programa “rechazado”, y fue porque se trata de una organización religiosa que quería evangelizar a través de las ondas). La otra “pata” en la radio la conforman los denominados talleres, que se ponen en marcha mayoritariamente a través de Ongs, asociaciones o entidades sociales de diferentes perfiles. Así, en la actualidad y durante los últimos años, destacan mucho los proyectos relacionados con Radio y discapacidad intelectual. Entre ellos, se encuentran programas como “Café Con Lupa”, realizado junto a la Fundación Síndrome de Down de Madrid, “Ponte las Pilas”, realizado con la asociación Afanias o “La Merienda”, realizado por adultos con discapacidad intelectual que tras más de 10 años realizando su programa, se han convertido en un proyecto autónomo. Hay que destacar también el trabajo con personas con problemas de salud mental (bipolaridad, depresión, etc) en programa como La Luciérnaga”, realizado conjuntamente con la asociación AFAEM-5, o “Radio Tarumba”, con la asociación AFAEMO. Los niños y jóvenes también tienen su presencia importantes en talleres, como lo demuestran “Escúchame Ventilla”, de la asociación Pueblos Unidos o Juventud para tus oídos”, de la asociación ASPA. Por último, destacar también “¿Y tú qué opinas¿”, que lleva trabajando años con personas adultas del Centro de Atención a las Drogodependencias.

La experiencia, en cualquiera de los talleres mencionados, es extremadamente recomendable, interesante y satisfactoria.

El trabajo en red es otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de acercarse a este particular mundo. Existe, a nivel estatal, la Red Estatal de Medios Comunitarios (REMC). En Madrid, 13 radios de diferentes barrios o localidades periféricas, estamos federadas en la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM). Esta unión permite compartir producciones radiofónicas que pueden ser utilizadas en cualquier radio comunitaria, realizar coberturas radiofónicas conjuntas y en definitiva compartir experiencias, consejos, soluciones a problemas, etc. Dentro de esta federación, destaca sobremanera el programa Más Voces”, un informativo diario que se realiza desde la URCM y se distribuye a muchísimas radios, no sólo en el Estado español sino también en América Latina.

Hay que señalar que la financiación de este tipo de radios se basa principalmente en las cuotas de los asociados, en campañas o actividades para recaudar y, en algunos casos, de subvenciones de instituciones públicas destinadas a desarrollar proyectos como los talleres mencionados.

En base a nuestra experiencia, y gracias al trabajo colectivo, pueden desarrollarse muchísimas actividades. Si me lo permiten, les dejo un poco más de autopublicidad de tres eventos que estamos lanzando en estas fechas.

Cartel_Curso_URCM_2013

arton1348-f504b

Ya para finalizar, otro vídeo, “Las voces la gente”, donde integrantes de Almenara cuentan, cada uno a su manera, qué significa para ellos esta radio comunitaria.

 

 

Anuncios

Acerca de miguelmunozortega

Periodista. Especialista en Información Internacional y Países del Sur. Albaceteño de ida y vuelta. Editor y redactor del proyecto colaborativo de información internacional Latitud194. Dinamizador y formador en la radio comunitaria Radio Almenara (Madrid). Redactor del Informe Anual de la situación periodística de 2012 a 2014, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Experiencia en prensa local (La Verdad y El Pueblo de Albacete). Experiencia en prensa internacional (La Nación de Costa Rica). Colaborador en CuartoPoder.es Ver todas las entradas de miguelmunozortega

One response to “Radios libres y comunitarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: